La Comunidad de Madrid, a través de la Dirección General de Comercio y Consumo, ofrece ayudas directas de apoyo a la solvencia de empresas, autónomos y entidades de la capital que hayan sufrido los efectos de la COVID-19 en su actividad, concretamente, experimentando una reducción en la facturación del año 2020 superior al 30% con respecto al año anterior.

La cuantía de las ayudas oscilará entre los 3.000 y los 200.000, y se distribuirá de la siguiente forma dependiendo del caso:

a) Si se trata de empresarios o profesionales que apliquen el régimen de estimación objetiva en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, la ayuda máxima será de 3.000 euros.

b) Para aquellos empresarios y profesionales cuyo volumen de operaciones anual declarado o comprobado por la Administración, en el Impuesto sobre el Valor Añadido o tributo indirecto equivalente, haya sufrido un descenso superior al 30 % en el año 2020 respecto al año 2019, la ayuda máxima que se concederá será del:

b.1) El 40 % de la caída del volumen de operaciones en el año 2020 respecto del año 2019 que supere dicho 30 %, en el caso de empresarios o profesionales que apliquen el régimen de estimación directa en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas. También en las entidades y establecimientos permanentes que tengan un máximo de 10 empleados.

b.2) El 20 % del importe de la caída del volumen de operaciones en el año 2020 respecto del año 2019 que supere dicho 30%, en el caso de entidades y empresarios o profesionales y establecimientos permanentes que tengan más de 10 empleados.

En estos dos últimos casos (b.1 y b.2) la ayuda máxima no podrá superar los 200.000 euros.

El plazo de solicitud de dichas ayudas permanecerá abierto hasta el próximo 31 de julio y solo se podrá realizar de forma telemática.